No sé si es más difícil quererse sin cuidarte o cuidarse si no te quieres;
Ayudarse sin gustarte o gustarte si no te mueves.
Lo que cuesta es querer ayudarte, cuando tu: no te quieres;
querer luchar y esforzarte, por algo que dudas si puedes.
Lo mas difícil es imaginarte, algo en lo que no crees;
aunque en el fondo se que si sigues, es por algo que temes;
y en ese miedo cabe la duda, que es la herramienta que tienes;
para poder querer ayudarte, aunque te caigas y desesperes.

Anuncios