Me despido Arenas, me despido.

No con un adios, sino volviendo con buen sabor y mayor agradecimiento.

Te pido disculpas por no haberte valorado, ahora lo hago de una forma que antes no veía.

El volver a tus calles, rodearme de tus gentes, me ha echo sentirme querida.

No hay nada como un Puerto de Indias en la Corredera, la diana del Bikos y sus gominolicas, mi nestea sin azucar del Chicanos.

Seía muy difícil pasar un fin de semana en Arenas sin ir al Yasta o al Tu veras.

Casi imposible  hacer la triste sin que nadie me diga: hola…

Todo ahora  se ve bien diferente, te diviso mas bonita Arenas; te menciono casi cada día con una mezcla de cariño, nostalgia y aún sentido de pertenencia.

Sigo sintiendo la musica del Gym 14 como suya, tuya y mia, esos movimientos son ünicos y transmiten alegría.

Ahora reconociendo tus puntos fuertes: tus paisajes,el cine,tus piscinas, tus rutas, tu frio ; hasta tus grises días…La gente que allí conocí y aún siguen estando en mis días… Te pido hables con Valencia donde he sido bienvenida y espero poder saber ofrecerle lo mejor de mi vida; después de en ti haber adquirido gran sabiduría.

Dile que me abra los brazos que me apriete fuerte como tu lo hacías y yo prometo visitarte y hacer saber tu gran valía.

 

 

Anuncios