Comienza un día lleno de vida aún nadando por la carretera y metiendo el coche en el mar, me es divertido, río en el río aprendiendo de algo nuevo que buscaba.

Es cierto que echo de menos lo que creía que no echaría, de lo que huía; que los cambios siempre son movimientos a los que adaptarse, que el miedo de vez en cuando se me presenta sin demasiado protagonismo pero haciendo acto de presencia; no sé si para que no lo olvide o solamente por precaución para que esté alerta.

Busco un lugar al que pueda nombrar hogar y lo siento muy cerca, huele a mar, siento la brisa y el buen tiempo; oigo las olas, puedo correr, ver mas allá, … Cómo me gusta!

Anuncios