Es aquello que encuentro dentro de mì y que reside en cantidades infinitas. Es un montón de energía que se regenera en situaciones necesarias si  la cuido y confìo confirmando su existencia.

La puedo encontrar en una sonrisa , un abrazo,una mirada…

Es tan necesaria como el aire, el agua o el alimento ; por eso, incluso cuando me parece que se está agotando , llegando a su extinción ; debo recordar que si miro un poco mas allá, hacia ese otro lado: encontraré al menos una mijita.

La fuerza está en nuestra cabeza, en un guiño, una experiencia, un orgullo, un valor…

Cuando siento que no tengo fuerza, que me siento incapaz ; paro y me digo: -Soy incapaz? Tengo alguna discapacidad? Si fuera así, esa discapacidad me hace incapaz? Incapaz de qué?

Dejaré de ponerme límites para poder llamarme incapaz desde una “cierta cordura” porque sino lo hiciera,siendo un poco congruente ; la única razón sería:  que quiero ser incapaz.

Así he encontrado mi fuerza.

Y tu sabes donde  está tu fuerza?

Anuncios