Convirtamos los deberías en poderes y hagámonos aún mas poderosos.

Disfrutemos de cada cosa por nosotros mismos y no por los demás.

Sonriamos para contagiarnos aún a quién no quiere ser contagiado.

Saquemos-le jugo hasta la cáscara de la naranja.

Dosifiquemos nuestras fuerzas, para que siempre estén equilibradas

Soñemos aún con aquello que nos da miedo para hacerle frente y ver que no es tan tremendo como pensamos.

Saca la lengua a tu cabeza cuando quiera mandarte por un camino que no es el adecuado.

Vivamos del revés para colocarnos.

 

Anuncios