El frío ha llegado y se ha metido en cada poro de mi cuerpo, estas a mi lado y ni puedes sentirme porque apenas la temperatura de mi cuerpo se mantiene en los grados suficientes para ser notable mi presencia y mientras mi nariz empieza a llorar, mi cuerpo tiembla de manera nerviosa para poder mantenerse en pie a la vez que va adquiriendo un color morado azulado y siento como toda yo me voy descomponiendo.

Tal vez todo sea tan fácil como acercarme a una estufa

Anuncios