Escribo sin saber que contar sabiendo que la necesidad hará que mis palabras salgan solas.
Si la aspereza de nuestros días se convirtiera en un lazo de raso al que nos gustara acariciar? Tanto cambiarían las cosas? Quizá nuestra sonrisa sería bien diferente, pintaríamos nuestras escenas con coloridos vivos sin guardarle ni un poco de luz a la oscuridad de la tristeza.
Si tuviéramos un sensor que nos indicara por donde tirar cuando nos encontramos perdidos, puede que fuera aburrido pero necesario cuando eso te tiene aturdido. Si el saber fuera insertado en nuestras cabezas como un pen introducido de fotos videos o libros a un pc, cuanto tiempo nos quedaría para disfrutar de nuestros sentidos?
Si hoy fuera ayer, no pregunto, afirmo: Disfrutaría de estar contigo.

Anuncios