Teniendo miedo me he alejado de mis metas.

Intentando mostrarme fuerte , solo he conseguido sentirme aún mas vulnerable.

Aparentando ser la que no soy; sólo me mentía a mí misma.

En la mayoría de días de mi vida , he cometido algún error. En la actualidad, no hay día que no me equivoque al menos unas cuantas veces. La diferencia está en que ahora me lo tomo como un aprendizaje.

Hoy quiero expresarme y comienzo frases sin sentido que se cortan; caen por un abismo donde no se alcanza a ver; mi alma: no deja libre a mis emociones, que quieren volar sin alas, por lo que no puedo percibir mi sentir.

No distingo si esto es real, no oigo mi corazón latir y no sé si late; no siento el bombeo y me pregunto si acaso habré muerto. Si me paro a pensar aún no he visto que nadie me tape con una de esas sabanillas que usan cuando alguien fallece. Es por esto, que espero con paciencia, haciendo el esfuerzo de estar bien atenta para oír si aún estoy viva. Ahora tengo que confiar en la gente que me habla y asegura que esto no es un sueño por mucho que yo así lo perciba, por mucho que así lo desee; en el fondo sé (aún sin querer saberlo)que es real.

Anuncios