Querido extraño:

Vengo a preguntarte donde metiste a mi hermano.

Hace tiempo que noto el frío entre nosotros y la distancia hace que no pueda divisarlo.

Te agradecería si pudieras decirme como acercarme a él.

¿Dónde está el verdadero Joel que conozco?

El que se emocionaba y revolucionaba toda la casa, el que reía constantemente , contagiándonos con su risa picaresca. Aquel que soñaba en voz alta incluyéndonos como personajes de sus sueños. Ese que te abrazaba aún sin pedírselo. El mismo que deseaba dormir a mi lado casi tanto o mas que yo al suyo.

Dime porfavor donde hallar los pensamientos coherentes, maduros y positivos que salían de su cabeza, donde busco la humildad que ya no queda, donde el respeto, la humanidad y bondad que él me ofrecía día a día.

Dime si esto es sólo una pesadilla que no recordaré mañana o si esos sentimientos que anhelo fueron sueños y falsas realidades.

Creo saber quién es mi hermano, yo veo su fuerza interior, veo un tio con un potencial increíble, que podría llegar donde se propusiera, que deja huella por donde pasa y por el que te es costoso mostrar indiferencia. Quizá es sólo que él no puede darse cuenta.

Te pido por último, lo hagas regresas, si necesita ayuda solo a de pedirla. Hazle ser consciente de que no esta solo y que si no esta conforme con su vida; sólo él puede cambiarla pero siempre estaremos aquí para ayudarle a empujar.

Ah, un cosa mas: Dile que le quiero y que nunca dejaré de hacerlo pero este mismo sentimiento es el que a veces me hará decirle lo que no quiere oír; precisamente porque: Te quiero.

Anuncios