Necesito hacerte saber que eres importante para mí sin despertar tu alarma de que quizá te quede poco tiempo para escucharlo.

Quiero estar a tu lado sin que percibas que yo también tengo miedo y eso hace que suelte imbecilidades, quizá inoportunas.

Me gustaría transmitirte tranquilidad, seguridad y calma pero no logro dejar de sentirme intranquila y el tratar de ocultarlo hace que aún sea más evidente.

Me pregunto por qué: esta gran injusticia. Mi impotencia crece y sigo sin poder hacer nada, impotente.

No logro tener las palabras adecuadas que mereces pero aún guardo la esperanza de que las personas como tú, acaban saliendo adelante; porque el mundo no puede permitirse perderte.

Anuncios