Hoy me levanto pensando en todos los minutos muertos que perdemos cada día.

Me dispongo a observar: mientras espero que el agua de la ducha sea líquida y no cubitos de hielo, me quedo absorta, ahí parada; muerta de frío apedreando cada minuto. Al salir, después de dormirme bajo los chorros del agua; agarro la toalla, me la echo por encima y espero no sé a qué, quizá a secarme por arte de magia o a que como cuando era niña alguien me frotara; pero no. Sigo lapidando minutos.

Me pregunto, la gente  normalmente que haceís mientras:

-Algo se calienta en el microondas

– Mientras os cepilláis los dientes, mientras piensas: -Llevaré dos o 3minutos ya?

-Mientras subes o bajas en el ascensor, que encima como te toque con un “buen“  vecino ahí si quieres degollar al minuto pero no veas cómo se resiste.

-Mientras esperas que el coche se caliente para salir ( yo tampoco espero); en cada semáforo rojo…

-Cuando llegas a un lugar, no perteneciente a tus dominios por lo que no tienes llave y debes esperar a que abran y como haga frío … no veas los minutos si tardan en morir, que son como las culebrillas después de muertos parece que reviven.

-Cuando quieres ir al baño y justo a media España (encima personas de tu mismo sexo)le entran ganas a la par, y tu despellejas ahí los minutos apoyada en la pared del baño(si no esta muy sucia) mientras piensas: -joder pero si no se tarda tanto!

– Cuando vas a un supermercado a una hora punta, te posicionas en la cola con tu cesta, carrito o agarrando miles de cosas (si eres de esos que no va a coger nada y luego se lleva medio supermercado en brazos) vas avanzando pasito a pasito y cuando ya parece aquello un cementerio de minutos; te paras a pensar, cuentas 1, 2 ,3 …  -Ostias si podría haberme puesto en caja rápida.

¿Tú que haces cuando sales y pillas atasco? Yo cuando me paro, me pongo a cambiar la radio, pero da igual sigo desnucando minutos.

Y cuando enciendes el ordenador? Esperas mirándolo a que arranque y piensas: – ¡Que lento! Pero sigues como hipnotizado mirando la pantalla mientras aparece el simbolito de Windows.

Voy a hablaros del whatsapp, gran invento para aniquilar millones de minutos; podríamos hacer una estadística de los miles y millones que nos cargamos; seguro como mínimo nos sorprenderíamos, hasta tú mamá. Porque de acuerdo, te entretienes pero es que acabamos con la raza de los minutos escribiendo y escribiendo y por si fuera poco, si al ponerte a escribir ves que en tu contacto pone: escribiendo, paras borras y esperas. Siento decírtelo pero mientras te cargas a algunos segundillos, que son los hijos de los minutos o minutejos.

Eres de los que llegas a casa, después de un día de trabajo duro, cansado y te sientas a pensar todo lo que tienes que hacer y evaluar lo poco que te apetece; es decir a perder el tiempo?De esas personas que luego debatimos con nosotros mismos sobre con que empezar primero y mientras destripas a otros indefensos minutos.Después de tanto cadáver, acabamos haciendo la mitad de las cosas y volvemos a matar el tiempo pensando en lo que no hemos hecho y tendríamos que haber realizado.

Al finalizar el día seguramente has tenido alguna o varias situaciones en las que has matado algunos minutos, minutejos o segundillos y yo me pregunto: ¿Entonces es que todos somos asesinos?

Anuncios