Aún no he logrado encontrar una explicación por la que te acercaras a mí mientras la mayoría se alejaba, no logro comprender porque soy merecedora de la medalla que me colgaste con tu amistad sin hacer nada.

Siento una gran deuda: por tu compresión cuando ni siquiera yo podía entenderme, por tus abrazos cuando mas detestable me sentía, por tu espera cuando me desesperaba…

No recuerdo que antes alguien me diera tanto sin recibir nada a cambio.

Solo he visto a una persona llorar por mí: tú has sido la segunda.

Te siento tan cerca que podría tocarte con mis dedos a pesar de estar a cientos de kilómetros de allí.

He ganado los propios pulsos que yo misma me ponía , teniendote a mi lado; he sido capaz de lograr imposibles gracias a tí y gente como tú.

Me has enseñado: a bucear cuando ya no se puede nadar;  a que aún hay gente de la que me puedo fíar, tirándome una tabla cuando en medio del mar me ahogaba; a levantarme por grande que sea la caida…

Mil y un ciento gracias pepito grillo, espero que siempre sigas resonando en mi cabeza.

Anuncios