Amiga, gracias por haberme dado tanto cuando más lo necesité: recuerdo cuando caminabas a mi lado y me sostenías  una y otra vez, no importa cuántas veces cayera, siempre volvías a levantarme de nuevo.

He sido muy afortunada por haber podido contar con alguien como tú, a veces siento que me has salvado la vida, me siento en deuda contigo; tuviste la cabeza que yo no supe tener y fuiste un halo de protección que me hizo volver al mundo que ya no veía.

Siento que ahora estés tan lejos de aquí, te lanzo mi mano esperando respuesta y la dejo parada tendida hacia ti por si algún día quieres cogerla, por si algún día te acuerdas de mí.

Amiga, ojalá estuvieras cerca para explicarme porque las cosas cambian, me gustaría que hubieras podido decirme como haber conservado a mi amiga; amiga no sabes cuánto te extraño.

Amiga, vuelve a contarme porque mi amiga se fue, porque ya no tengo amiga; porque tiendo mi mano y ya no te siento ni fría,susurrame aunque sea bajito, donde esta mi amiga.

Anuncios