Quiero sentirte pero sin rasgarme, que nazcas como una flor dentro de mi pecho y pueda dejar que florezcas sin arañarme, permíteme sentir tu olor sin ser demasiado fuerte.

Déjame quedarme hoy aquí contigo prometo que no será por mucho tiempo , mi alas pronto empezarán a planear por encima de muchas de las cosas que ahora no sé ni en qué lugar quedan.

Ten, quiero darte todo,  porque tú lo aprecias; si a tí te viene bien , te será más útil ;pues a mí esos abrigos no me quitaron el frío , ni esas joyas me dieron grandes cosas…

No sé si para cuando regreses aún estaré aquí, por eso prefiero despedirme deseándote un buen día y agradeciéndote este pequeño momento en el que decidiste pasarte por aquí, muchas gracias por decidir  quedarte,  por acompañarme por estas  irregulares líneas y sobretodo por haber llegado hasta aquí.

Anuncios