Te escribo a tí que me lees, te acaricio con mis palabras y alargo mis frases junto con mis brazos para poderte abrazar; deseo crear altibajos en tus emociones haciendote reír y llorar, provocándote sentimientos que ya sientes, pero a veces, no dejas volar.

Redacto frases largas sin sentido, mostrandome tal cual soy , pretendiendo que te sientas identificado/a; que veas que no eres el único raro/a.

Cuento sin pensar en lo que cuento para contar sin que parezca un cuento y que mi cuento, sea real.

Gracias a tí que me acompañas, puedo seguir el camino, sin sentir que mis letras caen al vacío ; sin sentirme sola porque tú estas conmigo.

Anuncios