A veces, la vida te da un olor y tu abducida por tus miedos, ni siquiera aprecias el frescor a lo lejos.

A veces, el sendero es mas corto de lo que crees, pero tu obcecada, protestas y andas ( mirando hacia abajo) sin lograr ver que podrías haber atajado.

A veces, te pierdes el sonido de los pájaros, el río o una agradable música por estar demasiado pendiente de aquello que suena y resuena en tu cabeza.

A veces,no te permites ser fuerte, porque solo con ver la montaña, ya decides que no eres capaz de llegar a la cumbre, ni siquiera lo intentas.

A veces, te olvidas de la gente que te quiere, porque tú; no logras hacerlo.

A veces, no eres consciente de tus capacidades, porque te rindes antes de comenzar.

A veces, te olvidas de lo valiosa que eres porque te comparas con un diamante y tú no eres comparable a nada que pueda comprarse con dinero.

A veces, eres tan dura contigo misma que te arañas con las uñas, cuando lo único que necesitas es que alguien  frote tu espalda para aliviar ese picorcillo.

A veces, siendo arisca, reprimes un cariño sin pensar que quizá a la persona que tienes enfrente le guste, tanto como a tí o más recibirlo.

A veces, y menos mal que solo a veces, pero hagamos que sean : pocas; las veces.

Anuncios