Debo saber que puedo, aunque a veces no lo sepa.
Debo querer y quiero, aunque a veces no de me cuenta.
Quiero creer y creo, porque ahí está la puerta.
Soy mas fuerte de lo que pienso, aunque ello me sorprenda.
Miro hacia atrás y veo, una gran ofensa
infundida por mis miedos, que me creían ya muerta.
Luchando, matando, con toda mi fuerza;
con las uñas con las manos y todo lo que merezca,
apagando el fuego que quema: Ganaré esta tormenta,
que aún con rayos y truenos, no dejaré que me venza.
Anuncios