Te veo caminando de espaldas , no sé ni siquiera si sabes si estoy aquí, quizá mis tímidos pasos aún no han demostrado su presencia; voy detrás de tí a pesar de que no puedas verme y observo como tu hombro izquierdo esta algo contracturado , que tu cabeza esta atada con un lazo horroroso que pone estres, que tus pies apenas son levantados, vas dejando un olor a quemado que asusta, oigo tu voz intentar tararear una canción con todas tus ganas pero no hay ni una sola nota que no suene desafinada.Tus manos,  tus manos soportan con pocas energías toda la carga que llevas en esa pesada mochila , en la que sobra, creo que todo. Tú sigues sin darte cuenta de que he llegado y ahora desde tu lado se ve todo diferente pero no sé si ha cambiado algo o esque esta nueva perspectiva no me permite oler , ni escuchar, ni ver ; de la manera en que lo hacía.

Anuncios