Intento mirarme a través de tus ojos y observo tus pupilas que parecen inmóviles , no quieren hablarme, no dicen nada.

Espero durante horas y siguen mudas, sin embargo  observan mis miles de  sentimientos entrelazados aún sin opinar sobre ellos; pareciera que son pasotas pero no tu; sólo son tus pupilas o quizá mi manera de mirarlas.

Tras una larga espera decido hacerlas reaccionar y descubro que aún puedo desconcertarme mas de lo que estaba y es entonces cuando intento parecerme a ellas y ser igual de pasota para poder disfrutar de lo que me queda por ver o re-ver. Entonces vuelvo a ver; pero desde otra perspectiva y ya nada es igual, todo ha cambiado y ese pasotismo no me permite sentir por lo que no puedo saber si eso me gusta o no ; sólo me hace estar confusa, indecisa y con una mala sensación que no sé si es mejor ver o dejar de ver.

Anuncios