Hablo sin decir lo dificil que me parece susurrar cuando todo se escucha entre voces.

Dejo de sentir para no llenarme demasiado de emociones de las que tenga que purgarme.

Sonrío y recibo esas mismas sonrisas , en ocasiones mas frías que una mala cara; tras un enfado.

Pienso y pienso sin dejar de pensar que pienso y quiero dejar de pensar, pero pienso.

Agarro cada mano fuerte a la vez que la puedo a soltar.

Disfruto y entristezco en un mismo momento; sin saber distinguir cual es la sensación final.

Anuncios