Se va el tren, o se fue hace ya tiempo pero yo aún sigo aquí en la estación diciéndole adiós esperando su vuelta aun sabiendo que es casi imposible que regrese. Se va cargado hasta los topes de experiencias, emociones, cariño, mucho cariño y tantas cosas que pesan, está lleno; repleto; por ello no quiero dejar de mirarlo, no quiero perderlo de vista; aún no y lo diviso allí a lo lejos, sin apenas moverse pero cada vez mas chiquitín y quisiera agarrarlo para hacerlo regresar pero ya apenas mis dedos lo pueden señalar.

 

Anuncios