Camino por la calle estrecha de la vida y me encuentro con
una gran persona, alguien peculiar a quien no es necesario conocer demasiado
para darte cuenta de que su corazoncito, quizá sea frágil pero también inmenso.

Es una de esas personas que sientes que siempre estará ahí,
durante toda tu vida , haciéndote sentir importante ; que igual que tú se
reirá, llorará, gritará, pataleará…  y
compartiréis vuestros sentimientos agarrándoos fuerte ,a la vez,  para sentiros acompañadas.

Te despertarás de 
diferentes sueños e incluso pesadillas pero voltearás la cabeza y verás
que está ahí, a tu lado contemplándote, incluso acariciando tu revoltosa cabeza
de la forma que a ti mas te gusta, haciendo que se calme y puedas volver a
dormir plácidamente.

Te cuida a diario, te mima, es como un gran oso de peluche
amoroso pero al que puedes sentir, son personas únicas y ya de estas quedan muy
pocas, espero tengas suerte y encuentres a una. Yo hace unos añitos me topé con
un espécimen que venía de otro planeta se llama Noemy Libra (aunque no se
librará de mí) tiene pegatinas en los brazos (aunque aún no he logrado verlas),
es de las pocas personas que conozco que teme que su equipo gane , de las que
prefiere que la roja juegue fuera de España, alguien que ha inventado
enfermedades, incluso catástrofes naturales y fue el ser en el que me basé para
poder escribir estas humildes líneas que espero logren agradarle en este día en
el que la inspiración no quiere ser mi amiga.

 

Anuncios