El día me despierta como de costumbre azotándome desde por la mañana; el cansancio agotador no me deja abrir los ojos del todo. Veo un pájaro volar , lo envidio y mis ojos se vuelven a cerrar; quiero volver a soñar , a ese mundo donde nada puede hacerte daño , pues todo es irreal.

Anuncios